Formación

FORMACIÓN

Testimonios

“Lo que dicen de mi”.

Nunca pensé que iría a terapia pero cuando te conocí me di cuenta de que llegabas justo en el momento en que lo necesitaba, te estaré siempre agradecida. Tú me has enseñado que no se puede ni se debe pretender cambiar a nadie. Yo pensaba que los demás eran los culpables de fastidiarme la vida y que por eso no era feliz. Creía que si daba o hacía un esfuerzo por alguien, tenían que agradecérmelo… también me gustaba ir de víctima y, sin darme cuenta, hacía que los demás se sintieran mal. Ahora soy consciente de ello, me doy cuenta y puedo modificarlo. También he aprendido a decir NO sin sentirme culpable. Te agradezco que me hayas reñido en ocasiones cuando me he equivocado. Para mi eres una buena profesional. No me has engañado diciéndome cosas bonitas ni dándome la razón. Te estoy agradecida.Pienso (y siento) que estoy en un momento de mi vida en que me quiero y quiero a los demás. GRACIAS”

A.H.G

“Estás presente acompañando, en la entrega, profunda y penetrante. Estás”

S.S.C

“Contigo he aprendido que no hay nada raro conmigo, ahora aprendo a querer esas cosas que son raras en mi”

J.F.V

“No conocía absolutamente nada de la terapia Gestalt. La casualidad me hizo conocer a María. No se explicar la maravilla que es que ella te vaya dando las herramientas necesarias para ser tú mismx quien “resuelva”. Si quieres el cambio, o más bien, que tu bienestar emocional dependa de ti, este es el camino. Aquí no hay coach, ni tareas ni deberes. Eres tú saliendo de situaciones… Ni qué decir tiene todo el trabajo que hemos hecho con los sueños... María te va llevando desde el detalle más mínimo a un conocimiento profundo de lo que significa para ti. Hemos creado un vínculo especial, aunque ella me ha ido enseñando a no depender de un terapeuta ni de unas “reglas”. Podría seguir escribiendo pero solo decir que recomiendo vivamente las terapias con ella. Gracias por mucho,

María”. G

“María Estévez… más de veinte años de conocerla. Puedo afirmar que es una persona honesta, sincera, intuitiva, empática y, sobretodo, muy auténtica (es la que es) en su labor terapéutica, con un gran conocimiento del ser humano. Ha aportado a mi vida más luz, sabiduría y mucha ilusión por vivirla de un modo consciente y responsable. Gracias por tu compromiso y tu entrega en la relación”

A.R.V

El haberte conocido ya es importante y tu acompañamiento, enriquecedor. Me has ayudado a conseguir objetivos, a mirarme dentro y conectar con mi fuerza, a empoderarme. Veo muchos cambios en mi: el más importante es que me permito verme y cuidarme sin sentirme egoísta. Otro es mi fortalecimiento de cara a abordar conflictos externos, en mi relación con los demás. Me confrontas, eres dura y cariñosa a la vez. Eso me hace ver las cosas sin florituras. Me conoces, me muestras el camino, me guías para que yo vaya sola y me flipa. Y te doy las gracias por ser así conmigo: real. Te recomiendo porque eres una gran profesional y persona y porque sabes ser tú en la terapia y acompañas muy bien en el proceso” M…

M

“Conocí la terapia Gestalt a través de María y ha sido uno de los procesos personales más enriquecedores. Me ha servido para conectar con un lugar donde nunca solía pararme: EL PRESENTE. Me ayudó a dejar a un lado las conversaciones con mi ego y empezar a reconocer el lenguaje de mi alma y de mi piel. El acompañamiento de María se ha adaptado en todo momento a mí lo que me ha llevado a aprender de qué forma quiero vincularme con los demás. He sentido su compromiso y entrega aún en la distancia y en los momentos de menor continuidad en la terapia lo cual ratifica su implicación y hace que todo resulte fácil, cómodo y hermoso. Sin duda, algo maravilloso sucedió en mi en ese primer contacto con María y con la Gestalt”

A.O.V

“Muchas gracias, María, por haberme iluminado el camino cuando en mi vida solo había oscuridad, miedo y tinieblas. Tu acompañamiento durante esa etapa de mi vida hizo posible que siguiera adelante y barajara muchas otras opciones que no las contemplaba porque no era capaz de pararme a observar las posibilidades que me brindaba el entorno. Gracias por ser mi lazarillo y haberme enseñado a FRENAR, ESCUCHAR y ACTUAR como mi corazón me indica. El autoconocerme ha hecho que cambie todo en mi vida y a mi alrededor. Acompañas dejando espacio para que sea yo quien tome mis propias decisiones y vea mi aprendizaje y crecimiento, siendo neutral, y sin forzar el camino hacia la luz. Recomiendo la terapia Gestalt porque es la única que te da las claves para gestionar tus crisis, conocerte y aceptarte con tus defectos y virtudes”

M